RG LUPO.jpg
Rogelio García Lupo, uno de los fundadores de la ACERA

Semblanza de Rogelio García Lupo

Isidoro Gilbert 3 Por Isidoro Gilbert

El nombre del periodista Rogelio García Lupo está vinculado con las mejores tradiciones del periodismo de investigación de la Argentina sobre todo por el rigor de las mismas y por su actitud ética frente a los gobiernos dictatoriales que lo han perseguido al punto que bajo la dictadura militar terrorista (1976-1983) le fue vedado de hecho ejercer su profesión debiendo ganarse en sustento en actividades comerciales.

García Lupo trabajó en varias publicaciones comerciales de los años 50, como la recordada revista Continente y el vespertino Noticias Gráficas para luego transitar por el proyecto del semanario “Qué Sucedió en 7 días” que sirvió para motorizar la candidatura de Arturo Frondizi en los comicios del 23 de febrero de 1958 y del que salió triunfador. En esa publicación brillaron grandes plumas como la de Raúl Scalabrini Ortiz, Arturo Jaureche o Marcos Merchensky, aunque García Lupo despegó rápidamente del gobierno triunfante.

En 1954 fue detenido casi medio año por el gobierno peronista por la participación de RGL en movimientos en defensa del petróleo.En los primeros meses de 1959, fue convocado por sus viejos amigos de actividad juvenil en la Alianza Libertadora Nacionalista, un heterogéneo grupo nacionalista, Jorge Masetti y Rodolfo Walsh para integrar la redacción del proyecto de agencia noticiosa Prensa Latina, que dirigió el primero. Integraban el grupo originario nombres como Gabriel García Márquez y muchos más. GL trabajó en La Habana y luego tuvo destinos en Chile y Ecuador, para desvincularse más tarde del proyecto periodístico. De regreso a la Argentina, combina su trabajo profesional en publicaciones de renombre como las revista “Usted” y “Primera Plana” con la investigación de asuntos de interés nacional y latinoamericano. Es de 1962 su conocido trabajo “La Rebelión de los generales” que hace una profunda disección de las nuevas tendencias políticas en las FF.AA. La edición fue decomisada por el gobierno

El libro recoge artículos que escribió para la revista uruguaya “Marcha” de la que fue su corresponsal durante varios años.

García Lupo combina en los años 60 su labor intelectual con su participación en proyectos periodísticos de combate. Primero, colaborando en la revista Inedito, donde tiene actuación el futuro presidente Raul Alfonsín luego en el semanario “CGT” que fue el órgano de la central sindical disidente de esos tiempos. La hoja fue fundada por su amigo Rodolfo Walsh, con quien había participado en 1958 de una comisión parlamentaria que investigó un crimen político que conmovió esos tiempos, el conocido como el “caso Satanowsky”.

Como otras publicaciones de la época, CGT es clausurada. García Lupo trabajo esos años para el diario “El Nacional” de Caracas, al que volverá cuando estalla la guerra por las islas Malvinas en 1982. Producto de esos artículos vendrá su clásico “Diplomacia secreta y rendición incondicional”.

La obra periodística-bibliográfica de García Lupo es extensa. Citamos “La Argentina en la Selva Mundial”, “Historia de unas malas relaciones”, “Contra la ocupación extranjera”, “Lanusse, general de Ganadería”, “A qué viene De Gaulle” (casi todos ellos de los años 60) y en los 90 “La Trama Secreta de la guerra del Golfo” y sobre todo “Paraguay de Strossner”.

Por este libro, García Lupo fue llevado a los tribunales por el banquero saudita, Gaith Pharaon a quien el periodista sindicó como lavador de dinero y traficante de armas por medio de un banco que se instaló, en tiempos de Carlos Menem, en las Argentina. La justicia absolvió a García Lupo y proceso al saudí por ese delito..

En los años 80, fue columnista del semanario “El Periodista”.

En 2005, salio su libro “Ultima Noticias de Perón y de su tiempo” que como otros trabajos, devela asuntos ocultos u obscuros de la política nacional o latinoamericana. Un año mas tare publico “Ultima Noticis del Che y de Fidel”

En 1995, García Lupo es uno de los animadores del grupo “Periodistas”, organismo clave en esa década para defender la libertad de expresión amenazada. Y en 2007 fue galardonado por la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI) por su sobresaliente trayectoria.

Ha sido editor destacado en las editoriales Jorge Álvarez, Eudeba (de la Universidad de Buenos Aires) Legasa y Ediciones B. Fue corresponsal del semanario español Tiempo” y escribió varios años en el diario Clarín y su suplemento cultural “Ñ”.

Nació en Buenos Aires el 16 de noviembre de 1931 y falleció el 19 de agosto de 2016.. Ha dado numerosa conferencias sobre temas ligados al periodismo o a hechos históricos y su consejo era requerido frecuentemente por autores contemporáneos de la temática nacional. Hoy sus valiosos archivos están a disposición de toda la sociedad ya que Rogelio, en vida, los donó a la Biblioteca Nacional.

Bases ocncurso